La Sintergética es una propuesta terapéutica integral desarrollada por el doctor Jorge Carvajal y que desde una visión sistémica fusiona las disciplinas médicas tradicionales con la medicina occidental, integrando su lenguaje y su praxis en un modelo unificado. Como paradigma integrador parte de una nueva concepción de las correlaciones materia- energía- información -conciencia, y utiliza cinco leyes básicas del paradigma de la conciencia, que corresponden a los cinco movimientos de las antiguas tradiciones china e hindú.

La SINTERGETICA es un término creado para poder englobar bajo una misma denominación todas la medicinas que trabajan con un sustrato común, el cual denominamos ENERGIA. La medicina y todas las ciencias han estado sometidas a un modelo reduccionista de abordarlos, con énfasis en el análisis, en la separación, en el "desmenuzamiento". Ha sido una etapa necesaria y útil. Sin embargo es necesario que, sin perder este nivel de conocimiento y comprensión, se haga el camino de regreso, el de reconstituir, el de síntesis. Esta propuesta en salud está formalmente estructurada, organizada, y "vivida" por lo que llamamos Sintergética, derivado natural de la Bioenergética. Es un modelo, que rebasa el área de lo netamente médico asistencial, siendo una propuesta de pensar, sentir, actuar.

Se desarrolló, especialmente en Medellín, Colombia, por un numeroso grupo de médicos tradicionales que reconoce como mentor particularmente al Dr. Jorge Carvajal Posada.

Se aprovecha desde una perspectiva diferente, todo el conocimiento que nos ha aportado nuestra Medicina occidental alopática y todo lo aportado por la Bioenergética. Se recurre al conocimiento de la medicina tradicional china trabajando con los cinco elementos, con los meridianos, etc.

De la medicina ayurvédica en forma destacada el trabajo con los pulsos, que es el modo de relacionarse con el paciente. Es este modo, el pulso ayurvédico, junto con el pulso VAS (señal autónoma vascular), la manera como se "dialoga" con el paciente y se va obteniendo la información que el cuerpo tiene. Se recurre a conceptos aportados por la Medicina antroposófica, y de modo muy importante toda la teoría de los biocircuitos y bioresonadores, que ha dado lugar a la utilización profusa de los llamados filtros, y los RAM (Resonadores Arquetípicos Mórficos).

El uso de la Auriculomedicina, aporte de Dr. Paul Nogier, es la herramienta de uso cotidiano. Como asimismo el empleo de los conceptos de la Teoría del Color. Se ha logrado un fuerte desarrollo con Láser terapia, a través de la obtención de un Láser manual, blando, de gran ayuda diagnóstica y terapéutica; y no se puede dejar de nombrar las Medicinas Vibracionales y de la información que nos han entregado el Isovac, o autonosode, una verdadera autovacuna. Así como también, el desarrollo de la Neurosintergia, en que se pueden resumir virtudes como el Servicio, la transparencia, y la utilización de técnicas que ha aportado el chamanismo o las medicinas tradicionales.

Se reconoce como principal sanador al propio paciente. Este generó la dolencia, ya sea como verdadero hecho individual, relacional familiar, social, o transgeneracional. Y, por lo tanto, es él también el dueño de la Curación profunda de lo vivido, pudiendo recoger el aprendizaje que está detrás de la enfermedad. Toda crisis supone una oportunidad para crecer y para conocer más profundamente. Las estrategias terapéuticas, muy variadas, llevan como fin último "elevar los ojos del paciente a su Ser"; y allí encontrar los recursos más sólidos. Es el terapeuta entonces un acompañante, un orientador, que pone todas las ciencias y artes que conoce al servicio del paciente.

Fundamental es entonces cuando una actitud terapéutica, marcada por el respeto, la cordialidad, la buena disposición, la capacidad de escuchar, de aprender, de "reflejar", permite al terapeuta convertirse en un espejo donde mirarse.