Reiki es un sistema de sanación por imposición de manos, por medio de cual canalizamos las energías Naturales que ayudan a la persona a restablecer su equilibrio, físico, mental, emocional y espiritual, siendo una poderosa herramienta espiritual y de conocimiento interior. Reiki es una palabra de origen Japonés que significa Energía Vital Universal, o sea, Rei = Energía Universal y Ki = Energía Vital.

¿Qué es KI?

El KI es energía física , energía de la que dispone cualquier ser manifestado y es lo que corresponde a la vida , la energía KI puede ser limitada o ilimitada siempre en proceso de renovación , pero que en función de lo que se utilice puede llegar un momento que haya un déficit.

¿Qué es REI?

Rei es la energía de donde parte todo, es el origen de la energía universal, es decir la energía de la totalidad, Reiki es una energía Universal, el hombre tiene esa energía adjudicada holísticamente , unido a la totalidad , es energía de luz , energía cósmica , capaz de nutrir nuestros centros energéticos y darles una apertura para aumentar nuestra conciencia .

Lo que haces es desplazar el KI y pasar a recibir sin límites, de una manera ilimitada la energía REY, el KI pasa a un segundo plano y recibimos energía del origen sin límites.

Al trabajar con el KI solo y teniendo en cuenta que los campos electromagnéticos de las personas interactúan, conectan o entran en el tuyo si esa persona necesita mucha energía puede llegar a agotarte incluso a tener malas sensaciones o cargas que lleve esa persona en su campo electromagnético o energético , siendo la energía Reiki una poderosa herramienta pues al ser canal Reiki antes de pasar al paciente esa energía pasa por ti renovando constantemente la energía en ti , actuando sobre esa energía baja de la persona, restableciendo los niveles adecuados de energía se acaba, reequilibrando también los niveles electromagnéticos recibiendo una nutrición potentísima .

Los beneficios del Reiki son infinitos, es la Energía Universal, que actúa en cuatro campos principales: físico, mental, emocional y espiritual, trasladándose sabiamente al área que la persona más lo necesite. Permite lograr relajación profunda, disminuir el estrés, lograr serenidad y paz interior.

Se puede canalizar a seres humanos, plantas, animales; también se puede dar Reiki a los alimentos y a las bebidas, los medicamentos para quitarles los efectos nocivos y potenciarlo, lo mismo a las esencias florales y remedios homeopáticos o fitoterapéuticos. Las aplicaciones de Reiki no tienen límites.

Es importante destacar que esta disciplina no está reñida con ningún credo o religión, ni es contradictoria con ninguna concepción de vida, aquí no existen razas ni colores, manteniéndose por principio un alto respeto por la visión de mundo de cada persona, ya que proviene de la única fuente de Energía del origen del origen. Tampoco hay ningún tipo de contraindicación, ni medica, ni espiritual.

Todos podemos ser un canal de Reiki; no existe límite de edad, ni exige condición previa. La técnica es segura, sin efectos secundarios ni contraindicaciones. Tras la sintonización energética, que solamente la puede dar un Maestro de Reiki durante el seminario, usted se podrá aplicar REIKI inmediatamente por el resto de su vida, aunque deje de practicarlo durante un largo periodo, y después de 21 días de auto-tratamiento, entonces podrá aplicarlo a terceros.