La Psicología Clínica es la rama de la ciencia psicológica que se encarga de la investigación de todos los factores de, evaluación, diagnóstico psicológico, apoyo a la recuperación y prevención que afecten a la salud mental en las condiciones que puedan generar malestar y sufrimiento al individuo humano.

Prácticas centrales de esta disciplina son el diagnóstico psicológico y la evolución psicológica. La psicología clínica es en la actualidad la ciencia que estudia el comportamiento humano. La psicología clínica es el campo que dirige el estudio, diagnóstico o tratamiento de problemas o trastornos psicológicos o conducta anormal. Se dedica al bienestar humano y se enfatiza en la búsqueda del conocimiento.

La psicología clínica tiene cuatro orientaciones teóricas primarias: Psicodinámica, Humanista, Cognitiva comportamental y Terapia familiar. Yo trabajo mas con un enfoque humanista

La Psicología Clínica puede ser confundida con la psiquiatría ya que generalmente tienen metas similares (por ejemplo, el alivio de trastornos mentales), pero la diferencia principal es que los psiquiatras, al ser médicos, están legalmente autorizados para indicar tratamientos y a prescribir medicamentos. En la práctica los psicólogos y psiquiatras trabajan juntos en equipos multidisciplinarios junto a otros profesionales, como terapias ocupacionales y trabajadores sociales, para dar un enfoque multimodal a problemas complejos que afectan a los pacientes.

La Psicología Clínica investiga, evalúa y diagnostica través de test, cuestionarios y entrevistas estructuradas, para poder ofrecer una información coherente y fiable, sobre lo observado en el paciente:

Trastornos Somáticos

Trastornos pueden aparecer de manera aguda, bruscamente o estar presentes de modo constante, con periodos de remisión y de reactivación; este trastorno lleva consigo cuatro síntomas que son:

1. Los síntomas cardiovasculares, son los más frecuentes: taquicardia con palpitaciones y variaciones del nivel tensional a veces muy notables.

2. Los síntomas respiratorios son también muy frecuentes: crisis disneicas, sensación de falta de aire o de ahogo y dolor pectoral.

3. Los síntomas gastrointestinales están representados en trastornos más variados: Hipogástricos, espasmos faríngeos, nauseas, vómitos, sequedad bucal y hambre paroxística.

4. Los síntomas genitourinarios pueden ser la impotencia transitoria y los trastornos de ciclo menstrual.

Trastornos Psíquicos

Dentro de esta clase los psicólogos clínicos identifican claramente; la sensación de temor, las preocupaciones inmotivadas y un déficit de habilidades.
Trastornos conductuales.

Estos trastornos va acompañados de trastornos psíquicos, dentro de esta clase se reconocen:

1) La inquietud motora

2) La irritabilidad

3) Las perturbaciones del sueño

4) Trastorno de la alimentación (alimentación en exceso)


Métodos de intervención psicológica clínica

Los métodos de intervención psicológica clínica constituyen un subconjunto de los métodos de intervención psicológica. Lo mismo que todos los métodos de intervención psicológica se caracterizan primeramente por la elección de medios o métodos. Los medios psicológicos típicos son, por ejemplo, el dialogo y el ejercicio o la relación interhumana como factor para influir.

1. Funciones de intervención en psicología clínica

2. Función de desarrollo y de fomento de la salud. Sirve para el enriquecimiento, el desarrollo personal y para el fomento de la salud psíquica.

3. Función de prevención. Comprende aquellos métodos y estrategias que están en servicio de la prevención de trastornos. También la intervención de casos de crisis.

4. Función de tratamiento y terapia. Tiene como finalidad el tratamiento de trastornos y pretende disminuir los efectos negativos y la obtención de un equilibrio adecuado de salud física y mental.

5. Función de rehabilitación. Se considera que el fin de la rehabilitación, en sentido amplio, es la reinserción permanente de personas a su vida habitual a través de un tratamiento psíquico o psicoanalítico, o que se hallaban impedidas física y mentalmente. Con ello se pretende: trabajar a dos niveles, primero; Impedir las consecuencias a largo plazo de una enfermedad y segundo evitar una cronificación.