Estos cursos se celebran el 3º fin de semana de cada mes

 

Todos tenemos dentro un tremendo potencial creativo que en ocasiones se encuentra bloqueado o simplemente dormido y a veces solemos pensar que no tenemos habilidades, que no podemos, etc. Esto tan solo es la propia limitación que nos ponemos ante nuestro miedo a crear, a abrirnos al espacio de lo nuevo, al vértigo que nos da lo no conocido, lo no controlado.

La propuesta de este taller es potenciar las Posibilidades creativas, conectar con estados de expresión y creación, desarrollar la imaginación a través de los diferentes materiales y técnicas, una forma de síntesis a través del proceso creativo, sin juicios, sin límites pudiendo explorar y dejarse llevar, para profundizar en un proceso creador múltiple, conceptual y emocional. Pudiendo adentrarnos en la exploración de nuestro propio espacio interno y externo en un proceso de mirar al otro y ser visto por el otro.

Con el siguiente trabajo pretendo plasmar las herramientas que permitan trabajar en las dos direcciones, la interna y la externa, me parecen muy importante tener en cuenta las dos, ya que en muchos casos un@ vive los procesos de manera interna, teniendo dificultades en compartir, en salir fuera, para integrar la experiencia y en otros casos al revés, un@ esta tan volcado en la relación, en la propia proyección hacia fuera que pierde la propia visión interna, este taller, pretende moverse, jugar, explorar, en ese espacio del medio, en el que un@ puede realmente tener y permitir la experiencia de integración.

Este trabajo pretende dar las herramientas necesarias para la observación tanto de los procesos individuales internos como los externos a través del propio grupo, sirviendo de espejo para vernos, abrir los ojos, prestar atención y observar nuestras relaciones, no se plantea cambiar ni someter a nadie a un proceso de exigencia o desnudez ante el trabajo del grupo, sino por otro lado, poder explorar los limites personales, en procesos endógenos y exógenos.

El planteamiento de exploración se realizara en un fin de semana residencial, en un entorno y espació natural, donde nos permita tener un tiempo para dedicar a la experimentación y exploración. En un comienzo y sobre todo en la mañana del primer día, se mantendrá silencio como si de un retiro se tratara, es importante mantener el silencio en esta primera parte del trabajo, porque nos va a permitir realizar el trabajo en mayor profundidad.

Este trabajo pretende explorar desde el propio espacio interno, primero como es nuestra propia relación, como contactamos con nosotros mismos, como nos tratamos y segundo la exploración del mundo externo, como tratamos, como vemos, como nos dejamos mirar, como es la relación con los otros, con nuestro entorno, como nos relacionamos con los demás, de una manera progresiva, dándonos el espacio y tiempo para observar estas inter-exter-relaciones.

Un espacio concebido para explorar, crear y conocerse. Un espacio para dejarse estar.